video

Hola… ¿creen en le amor a primera vista? Eso que sentía al conocer a alguien. Eso. ¿Cómo se llama, cuando te sentís bien con alguien que conoces hace poco, ese que dice algo y te hace quedar en silencio, mientras las palabras se amontonan en tu mente y una a una se niegan a salir, y la que mas quisieras decir sale muy bajito casi como un susurro?... y luego un día por fin quedas libre y solo decís… “te quiero”…que alivio que bien se siente ¿no?

Gracias por coincidir…Marisol

Mi muy querido desconocido

Nuevamente me encontró la lluvia, en la calle sin tener a donde ir y por supuesto sin paraguas. Me paré en la esquina viendo para donde huir, con una hoja de diario en mi cabeza como si eso realmente me cubriera algo. Pero bueno debía fingir que la lluvia me molestaba, el frío sí era molesto el agua no. Me gusta la lluvia suave sobre mí. ¿Raro no?

Nadie conocido en auto. ¿Por qué no aparece algún conocido cuando realmente se lo necesita?.... ¡Maldita sea!... cuando no, uno que te salpica.

Entro a un bar. Si pido una mesa y un café podré entrar al baño para limpiar un poco la ropa mojada y salpicada por agua sucia.

Claro que sorpresa, no hay mesa… y el malhumorado del moso, ni me mira. Claro con mis fachas ¿Quién lo haría? Me quedo parada. Me corren de un lugar a otro me quieren hacer ver que molesto. Pero por supuesto no me doy por enterada. No me muevo…quiero una mesa.

Nada.

Esto si es genial… tropiezo con tan mala suerte que rompo el estúpido tacón de mi zapato… ¡que bien…genial! Mojada, sucia, descalza en un lugar lleno de desconocidos ¡esto ya lo viví! Era mi pesadilla recurrente cuando tenía exámenes en la secundaria. ¡Por Dios que venga mi madre ya, y me despierte!

Pero eso no ocurre, ahora sí el frío esta llegando a mis huesos. Me quiero morir. Me siento mal.

- ¿gustas sentarte?- miro…con la suerte que tengo hoy, seguro es un ladrón. Pero no. Muy amable con una sonrisa me indica una silla, parece apiadarse de mí. Me siento, estoy cansada y con frío como para negarme.-me llamo Rubén – dice, y sonríe, creo que también le sonrío debería hacerlo pero no sé si mis músculos faciales tienen fuerzas y ganas de obedecerme. llama al moso. Estúpido mozo a él si le haces caso ¿no? No se lo digo en voz alta por supuesto pero lo miro lo suficiente como para que lea muy bien mis pensamientos. Y si no lo hace que lea mi rostro mojado, desalineado y sucio. Mi ahora querido desconocido pide dos cafés, sonríe. Acabo de darme cuenta que debo verme horrible. Dejo de sonreír. No por favor, conozco a alguien agradable el día más espantoso de mi vida. Dice algo. No es de acá ¿de donde dijo que era? Le sonrío ¿Por qué no me traga la tierra?

Llegan los cafés tomo el mío de un sorbo. – si gracias…-¿Por qué no se me ocurre nada interesante que decir? Lo miro. Me impacta su mirada. Tengo que ir al baño.- disculpa ya vengo- se pone de pie no lo puedo creer.

- sí claro.-

¡Qué horror… no puedo verme peor! Limpio mi ropa, me peino un poco, paso unas servilletas por mi ropa. Respiro hondo. Salgo ya estoy jugada.

Mi mala suerte continúa. -¿dónde esta el señor que estaba en esta mesa?- el bobo moso ahora sí me habla.

-se fue señorita pero dejó la cuenta paga y también pidió un taxi para usted.-

- a bien gracias- me siento. No digo yo. Tengo que conocer a alguien que me parecía bien el día en que me veo peor. Me quedo en la mesa.

Sola.

Esperando el taxi que me lleve a cenar con la familia de mi tía. Muero de ganas por llegar. Y escuchar como me preguntan cuando voy a tener novio, que cuando me voy a casar y la misma cantaleta de siempre. Pero son familia. Soporto hoy que es su cumpleaños y hasta navidad no los veo de nuevo. Suspiro. Ya no tengo frío. Le quite el taco al otro zapato y están los dos iguales. Miro por la ventana. ¿Estará mi desconocido? ¿Y si salgo a ver?

No que le digo.

Llegó el taxi, mejor me voy.

- Hola nena por fin llegas. ¿Pero qué te paso? Mira como estas.-

- Un tren tía, me paso un tren por encima. No es broma, no te preocupes, préstame algo de tu ropa y listo.

- Si claro vení- la cara de horror de mi tía me hace sentir peor. Y ésta sensación en el pecho, de Haver perdido la oportunidad de conocer al último caballero sobre la tierra. ¡Que boba! Pero no dejo de pensar en mi desconocido ¿Cómo se llamaba?

Mientras me cambio le cuento a tía lo que sucedió. Por supuesto menos de dos segundos después de terminar de contar mi asqueroso día ella baja por las escaleras gritándolos a los cuatro vientos para que lo escuchen los que estaban en la casa y los del país vecino también. Bueno mejor bajo y enfrento las burlas las risas y toda a la linda familia y amigos que saludaré con mi mejor sonrisa falsa… por supuesto.

Llego al comedor, todos están sentados a la mesa. Que bien invitados que no son de la familia lo que me faltaba.-

- y entonces parece que un extraño le ofreció sentarse con él, le invitó un café y hasta le llamó a un taxi.- lo contaba como si hubiera hecho toda una hazaña ¿Por qué no se quedó a esperarme?

- Si tía, todo muy lindo pero el mal educado se fue sin despedirse y ni su nombre creo que me dijo, así que no lo hables tanto que no fue tan correcto como lo haces ver.- miro a los invitados para que se pongan de mi lado. Pero como que no encontraré mucho apoyo.-

- Les acabo de contar la misma historia en la que sí te dije mi nombre, creo que estabas tan mal que no lo recuerdas.- el hombre detrás de mí se ponía de pie. Reconocí esa voz casi de inmediato.- Rubén ¿te acordas? Sí te dije mi nombre. Les contaba a tus tíos como había conocido a la chica más linda, mojada y con una manera de mirar al mozo que me encantó. Pero que tuve que dejarla ya que tu tía no quería que llegara tarde a conocer a su sobrina. Según me contó una chica dulce y agradable.- al darme vuelta lo veo reír. ¿se burla de mí? Quiero pegarle una bofetada para que se le quite lo gracioso. Pero no lo hago.

- Me voy tía, mañana vengo.- si me quedo le digo las cosas que …

- No espera no te vallas.- el tonto que me sigue, si se ríe de mí ahora si que le pego.- esperá no te vallas, dejé plantada en un bar a una chica que me encantó por venir a conocerte a vos. ¿no me vas a dejar solo con tus tíos? Van a estar toda la noche preguntándome porque no tengo novia, que porque no me he casado. No tenes idea de lo que son.

- Si la tengo – le digo de mala manera.

- Y bueno, quedate no seas así. Hola me llamo Rubén.- me estira la mano. Se ve muy lindo. Pero no me interesa, se reía de mí.

- De verdad tengo que irme. Le digo. Pero sin mirarlo a los ojos.

- Ahora la mal educada sos vos. ¿no te vas a presentar?

- Luciana…me llamo Luciana.- me besa en la mejilla. Se siente lindo.

- Hola Luciana, sabes que hoy vi a una chica que me encantó era tan linda como vos, estaba toda mojada, su pelo despeinado, su ropa salpicada- se ríe de nuevo- hasta un zapato roto tenía. Y aún así no había mujer más bella e interesante en todo el lugar. Me recordas mucho a ella.

- ¿así?-le dije. Y ahora si lo miré a los ojos. En ese momento lo sentí. Ese era mi querido desconocido, al que ya no dejaría nunca más alejarse de mí. Se me pasó el enojo sonrío. Él me sonríe también. Ya no me molesta. Nada en él me molesta.




video
5 Responses
  1. Maxi Aranda Says:

    señorita, un extraño ya conocido la vuelve a saludar ;)
    hermosa historia la que compartis, de nuevo el destino ahi presente, con sus raras formas de actuar
    Muchos piensan que el destino es el que tiene el control, pero no es asi, solo es un nexo
    el destino puede querer que conoscamos a una persona y tratar de interferir para que suceda, pero no puede hacerlo solo, nosotros debemos atravesar ese puente que nos da y actuar
    en el caso de la historia, Ruben y Luciana actuaron de en base a lo que el destino les presentaba con cada situacion, tomando distintos caminos con cada eleccion, pero bueh al final, se dieron cuenta que todo tenia un por que, quizas si se Ruben se hubiera quedado con ella en el bar, la historia hubiera sido otra.... ;)

    Saludos!!


  2. marisol Says:

    Gracias por tan buen y explícito comentario. Es interesante leerlo. Y me agrada leer lo que es interesante.
    Con respecto al destino…es raro, tal vez solo es la reacción a una simple acción. O un conjunto de casualidades unidas al azar para conformar nuestras vidas… o tal vez…en realidad quien sabe.


  3. Maxi Aranda Says:

    señorita no me va a decir que cree que el destino es solo eso? se me cae una idola jajaja
    Puede el destino resumirse puramente a una reaccion de una accion o a un conjunto de casualidades?
    No cree en una fuerza mas alla? en una energia que vive en nuestro dia a dia, afectandonos de diferentes maneras?
    Yo creo en el destino como esa energia que nos sirve de puente para transformar nuestros dias o nuestras vidas.
    No creo en la idea del destino como algo que esta escrito y que no se puede cambiar, pienso que el destino esta en constante cambio, ofreciendonos distintos caminos, distintos situaciones, el resultado va a variar dependiendo que elijamos.
    En fin....soy muy soñador no? jajajaja
    pero bue supongo que en si es como vos decis, quien sabe que es el destino
    supongo que todo se resume a que elegimos creer como destino


  4. marisol Says:

    si es como energía como puente, como "coincidir" en tiempo y espacio te daras cuenta que sí creo. O no creería en eso mágico de "coincidir", en que no hay casualidades sino causalidades. No es mi intención ser ídolo de nadie.Sabe D-s que disto mucho de serlo, solo quiero recuperer mi fe. y para eso, busco a las personas que me ayuden a encontrarla personas como vos, y por eso...gracias


  5. Maxi Aranda Says:

    bueno para mi usted señorita es una idola, tiene un don para la escritura que admiro mucho, siempre me dejas pensando con las cosas que escribis ;) soy yo el que tiene que dar las gracias.
    Bueno me alegra saber que coincidimos, los dos nos sabemos bien definir que es el destino y hasta donde llega su poder, pero lo dos coincidimos que es "magico" y que tiene su maneras raras de actuar, pero bueh.. sabemos que esta ahi, siempre alrededor de nuestra vidas.
    Fe en que busca recuperar señorita? tiene una fe perdida? esa no la sabia.


Publicar un comentario