Cuando encontramos todo aquello que una vez buscamos, cuando lo que soñamos de pronto ya no esta lejos, sino que lo tenemos frente a nosotros. Justo al alcance de nuestras manos.
Cuando las estrellas no son una imaginación, cuando todo lo que estaba tan distante que no era más que una imagen intangible en nuestras mentes. Se convierte en nuestra realidad. Es que comprendemos que la vida, es una gran caja de Pandora. Y nosotros los artífices, de nuestro destino.
Es que al despertar esta mañana vi con sorpresa, que aún con los ojos abiertos, continuaba en mi sueño. Descubrí, que sin querer, alcance una de mis estrellas pero he aquí sucedió que perdí lo que creí era para mi.
En un segundo se destruyó un mundo y se hizo realidad otro.
No sé como, aún no comprendo por que. Lo dejé, lo quite de mi mundo tan solo con cruzar el río de mi ilusión.
Y tomé en mis manos esa estrella que había olvidado en mi pasado.
Entonces… ¿cuándo un sueño nace otro muere?
Como sea…no deseo que termine. Pero temo haber perdido uno muy valioso.
Cuando la noche esta mas oscura sé que se avecina un gran día.
El destino tiene caminos a veces truncados, creí pertenecía a su lado. Pero se encendió otra luz al concluir mi travesía.
¿Y que haré ahora sin él?
Sueños, verdades insondables que pueden el infinito atravesar.
Lo que nos llega como suave brisa tal vez se aleje como tornado.
Y continuamos aceptando (aunque no sea fácil) que aquello que una vez amamos ya no está.
Nuevo rayo de sol, que colma de calor nuestro corazón. Y nuestro espíritu que no se da por vencido y nuestra alma que no deja de luchar, de intentar.
Intento brindarte mi amor, en una palabra, con una mirada, con beso, un abrazo, llenándote de paz, simplemente queriéndote, entregándote así mi amor.
Traspasando los limites de los sueños y de la imaginación. Permitiendo que entres en mi mundo, entrando en el tuyo. Algo que no se puede explicar, tan solo se siente.
Ángel amigo, despliega tus alas sobre él, cúbrelo como no puedo hacerlo yo.
Besa su frente y dile muy bajito al oído que pienso en él, dile de cuanto lo quiero y que siempre estará en mi. Dile mi ángel, que jamás lo olvidaré.
Que cambió mi mundo el cual ya nunca será igual…ahora sé que existe, sé que mi sueño se hizo realidad. El destino nos hizo coincidir, y el destino me apartó de él. Pero fui feliz mientras duró. Ahora será eterno.
Etiquetas: edit post
0 Responses

Publicar un comentario