Mis días ya no son iguales
Permanecen mis labios cerrados y mis manos vacías
La luz de mi mundo se apagó.
No quedan recuerdos en la memoria solo sombras en el olvido.
No guardo el sonido de su voz, ni la imagen de su rostro
Solo una nada ocupando el lugar, que una vez ocupó su amor.
Y el tiempo que se marchó llevando con él,
sueños que una vez forjamos bajo el calor de nuestra piel


Hoy solo la noche me queda,
un sin fin de preguntas
y ninguna respuesta.
Este nudo en mi garganta
que no me permite respirar y tampoco reaccionar.
No, no me atrevo a soñar
Pues sé alguien me despertará, él nuevamente
El que hace añicos mi corazón, el que mata mi ilusión
Me sofoca, no me permite respirar.
No puedo huir, el mal ya esta hecho.
Debo pagar mi culpa, expirar mis pecados.
Dejar de existir, para que él sea feliz.
Morir…










El destino actúa, y como una noche de invierno se llena de soledad y vacío.
Yo dejo de actuar, de sentir.
Aunque supe que no debía cruzarme en su camino, no pude evitarlo, y lo quise.
Luego tuve su calor, un poco de su amor, y como la luz del sol me llenó.
Un poco de tiempo, mi mente fue clara, mi corazón supo lo que era el amor.
El destino suele jugar, como un niño con su juguete de navidad. El calor se transformó rápidamente en frío.
Mi razón, nuevamente se perdió. Y mi alma al infierno descendió.
Todo por unas migajas de amor, un amor prestado, un amor inventado. Solo un sueño.
Y lo que era deje de ser, la rosa se convirtió en nada.
La tristeza abrazó mi alma, mis ojos se negaron a ver, mis labios a besar, mi corazón ya no sintió.
El infierno fue poco pago, por su amor.
Amor robado, amor prestado, amor inventado…solo una ilusión.
La risa, que deseaba ser llanto. Fingir actuar, hablar sin decir nada. Solo esperando la noche, cerrar los ojos dormir y soñar tal vez. Descansar así y ser en sueños como una vez fui.
Me refugio en el silencio, pero aún lo busco, lo espero. Y aún, soy nada.
Los días uno tras otro, todos iguales.
Y yo, que ya no vivo, no siento.
Pero camino, me alimento, duermo. Pero ya no vivo. No puede esto, ser vida.
Carreras interminables, insondables sentimientos, de personas que no saben amar.
Es que nadie les enseñó. ¿Pero quien nos enseña?
Tal vez el amor no sea real. Solo algo que con el tiempo se acaba.
Suelen decir que se ama de verdad, tan solo una vez.
Perdí mi oportunidad.
Mi alma condené, por un amor que no me supo responder.
Y ahora, soy nada.
Etiquetas: edit post
0 Responses

Publicar un comentario