Rara vez sé que es lo que voy a escribir, cuando comienzo ha hacerlo. Tengo un amigo, (el mejor del mundo creo). Que dice que no puede comenzar a escribir si no sabe a donde lo llevará. Puede tardar días en escribir un poema y años en terminar un cuento.
Y les aseguro que vale la pena esperar, mi cazador de sueños (mi amigo), escribe maravillosamente, tiene una estructura única, una imaginación la cual me maravilla y sorprende. Su semántica es impecable, original. Debo confesar que deseo ser como él cuando crezca. En realidad a veces me cuesta creer que seamos amigos, somos tan diferentes. Él es estructurado, ordenado, políticamente correcto (así le digo). Y sin embargo, podemos estar horas hablando. No hay tema que no pueda tocar con él.
Pero vamos por la vida por carriles diferentes. Solo el arte nos conecta. Bueno…en realidad él es el artista, yo solo lo imito. ¿Tienen amigos así? Al que le puedas decir, _“estoy triste, quédate conmigo” “O_ me siento sola, abrázame”. Y que diga esa tontera que hace que te rías como loca, y solo así aleja la tristeza, la soledad, la angustia.
Creo que si nos hubiéramos conocido de niños, la habríamos pasado muy bien, yo mandándolo, y él haciendo sus locuras. Alivia mi alma, creo es quien más me conoce, sabe cuando estoy de mal humor, cuando mi ánimo es alegre y cuando es triste.
Jamás se sorprende cuando le llego con una locura nueva. Cuando le digo que quiero jugar a ser alguien más, cundo le canto una canción o simplemente le digo que me lea.
También me sorprende día a día. Y pocas veces sé cuando habla en serio o solo juega. Hay momentos en que solo lo golpearía, otras lo abrazaría con todas mis fuerzas. Algunas me hacen reír sin parar, otras pensar. Y hasta algunas me ha hecho llorar.
No tenemos reglas, creo que en ninguna amistad la hay. Pero sé que puedo contar con él y sabe que puede contar conmigo.
No sé de donde saca su inventiva, o que duende lo lleno de poesía. Solo sé de su gran corazón. Sé que cuando necesito que me rescaten de mi infierno, él esta a la puerta. Esperando que silbe. Y entonces, entra de un solo paso, aleja a los demonios de mí. Aunque no me guste él me rescata. No es que no quiera que lo haga, no me gusta que me rescaten. No soy una princesa que necesita a su príncipe azul o a su caballero. Pero en cuando tropiezo, Manrique esta allí. También he tenido que rescatarlo, no crean que es perfecto. Sabe de borracheras y de intoxicación por caramelos. No le gusta el fútbol, pero le encanta el teatro. Casi no dice malas palabras, pero cuando las dice tiene un repertorio muy amplio. A veces se siente perro y busca a quien morder. Otras quiere ser pájaro y volar a mundos lejanos. En el tiempo que lo conozco he aprendido mucho de él. Y sé ha aprendido de mi. Solo una vez discutimos, y me sentí tan mal que prometí no hacerlo enojar nunca más. Creo lo he logrado. Es hombre un gran defecto, pero se esfuerza mucho en cambiarlo y puede llegar a ser tan sensible como cualquier mujer. Me debe muchos regalos ya que es tacaño y despistado, pero debo confesar que sus regalos son únicos, salidos del centro de su corazón. Tal vez porque casi siempre me regala corazones. Tenemos una forma particular de hablar, ya que le gusta inventar palabras. Y a mi me gusta inventar personajes. Así que inventando idiomas y personajes hemos construido un mundo nuevo para ambos. Amores vienen y van. Los amigos quedan. Creo no lo sabe, soy mejor persona desde que esta en mi vida. Se hace querer el desgraciado.
Como decía nunca sé a donde voy cuando comienzo a escribir…y como verán hoy me ha llevado al camino que recorro de la mano de un buen amigo. Sé hay distintos tipos de amores en la vida. Les aseguro que el amor que se siente hacia un amigo incondicional es tan maravilloso y gratificante como el que se puede llegar a sentir por quien te inspire pasión y deseo. Me ha desafiado, dice que tengo que poner huevos para escribir ciertos temas en la poesía. Le demostrare que lo que tengo son ovarios y bien puestos… solo debo esperar el momento justo para sorprenderlo y espero sorprenderlos también.
Etiquetas: edit post
0 Responses

Publicar un comentario