Llueve.
No es novedad, así se supone que debe ser en las vísperas del otoño.
La lluvia siempre tiene un encanto en mí, que aún no logro descifrar. Creo en la mayoría de las personas lo tiene. A algunos los llena de nostalgia, a otros de alegría y otros simplemente se sienten aburridos. ¿Cuál es mi caso hoy?
Un poco de todos, creo.
Nostalgia ¡vaya palabra! Se asemeja a tristeza, o por lo menos es en lo primero que pienso cuando la escucho. Sé que no siempre es así. Debo creer que tantos libros de psicología en mi vida han dejado algo de buen fruto. Como en todo, se sabe cuando utilizar algo para dar “consejo” a alguien más, pero rara vez se aprende para uno mismo.
¡Que fastidio! Se supone que al ir creciendo, también “maduramos”, no siempre soy buena alumna….esta bien, esta bien. Nunca he sido buena alumna así que supongo que por eso tropiezo dos veces con la misma piedra.
Pero no creo ser la única a la que le pase eso.
Volviendo a la lluvia.
Quisiera estar en otra parte del mundo. Lo raro es que con lluvia. No me molesta. Solo me hace pensar. Desear salir, caminar, correr, huir. Sí creo ese es el término apropiado. Me dan ganas de huir. Pero tal vez no sea de un lugar, creo que en realidad tengo ganas de huir de mi misma. ¿Les ha pasado? Dejar de ser quienes somos por un rato. No sé una hora, o dos. Pero ser alguien más. En otra parte del mundo, con una vida totalmente diferente. Navegar en un bote, pilotear un avión, montar un caballo, o simplemente verme en otros ojos. Estar frente al espejo y saber que eres alguien distinto pero esta bien lo sabes, escogiste ser ese a quien ves. Y no verte y preguntarte cada día quien eres, o que harás. Por que no sabes la respuesta.
La lluvia sí que tiene raro efecto en mí. Al mirar por mi ventana veo lo gris del cielo. ¿Hasta dónde llegará ese tono? ¿Hasta el siguiente barrio? ¿Hasta el país de al lado? ¿O se terminará a un par de kilómetros? El viento hace que los árboles se mezan una y otra vez, si te quedas un rato viéndolos te adormecen. No anda nadie por la calle. Y claro también hace frío. Solo dan ganas de tomar café y quedarte acurrucado en la cama.
Es raro, cuando era niña la lluvia tenía el mismo efecto en mi. Como de estar suspendida en el tiempo, o que algo especial sucedía cuando los días estaban así. Lo especial era que me mojaba al salir de la escuela.
Podía estar toda la tarde leyendo un libro. Cualquier lectura resulta más interesante, como más misteriosa, si se lee en un día lluvioso.
Por supuesto los besos son mas apasionados y las caricias queman el doble.
Ese efecto si me gusta. ¿A quien no?
Toca una música de fondo, no sería un buen día lluvioso sin música. Un café en un rato y alguna buena lectura. Pero aún falta algo. ¡Esa sensación que no se quita!
En realidad jamás lo hace, pero cuando el día esta soleado, se puede sentir de otra manera. O por lo menos el sol te muestra la vida de manera diferente. Algo así como más simple, tal vez se si
ente que podrás vivirla de forma sencilla, que todo es fácil. Sale el sol, un día nuevo. Sabes que hacer, y tienes fuerzas para realizar tus cometidos.
Por el contrario, la lluvia te aplaca. Frustra tus planes. Te quedas con un saco en una mano y un paraguas en la otra. Parada en medio del pasillo sin terminar de decidirte a salir. Mucho menos a realizar todo lo que habías planeado para ese día. Miras tus zapatos, por supuesto no son los apropiados para un día de lluvia. Te los cambias. Has perdido tiempo. ¿A dónde va el tiempo que se pierde? ¿Se pierde el tiempo? Tal vez es tan valioso que yo querría una hora de esa persona con la que me gusta tanto hablar, sobre todo los días de lluvia. Tiempo. Otro tema
El tránsito se hace más pesado, creo que después de todo hay gente que debe continuar con su vida.
Continuar.
¿Cómo haces para seguir adelante sin que los cambios te afecten?
No es posible, lo sé. Siempre te afectarán.
Entonces… ¿cómo se hace para seguir adelante?
Después de…después de tantas cosas. Después de un amor que no fue, de un amor que aún es, de alguien que ya no está con el que ni siquiera puedes hablar. ¿Qué haces con todo lo que hay dentro de ti? ¿O con ese sueño que no te animas a realizar? ¿Qué se hace después de la lluvia?




Etiquetas: edit post
0 Responses

Publicar un comentario