Hay días en los que no recuerdo tu existencia, en donde ni siquiera te nombro.
Hay días en los que tu imagen no es ni una sombra en mi mente.
Están esos días en donde logro sonreír sin tristeza en mí mirar.
Hay días del mes donde ya no se celebran aniversarios, cuando llegó el primero evité ver la fecha, el siguiente hizo esfuerzos el tiempo, por avanzar sin que yo lo notara.
Hay noches en donde mi boca no busca tus besos, ni mi piel ansía tus caricias.
Hay aromas que ya no me llevan a tu presencia y hay sueños en donde ya no hacemos el amor.

Pero están los otros (los menos debo confesar)…en donde en un suspiro digo tu nombre.
Están esas noches, en las cuales aún despierto con mi cuerpo ardiendo por el recuerdo del tuyo.
Hay días del mes en dónde mi primer impulso es llamarte y oír una vez más tu voz.
Hay mañanas en las que me siento tan ampliamente libre, que temo solo el vacío que dejaste sea capaz de colmarme.
Están esos días donde ni todo el mar logra mitigar la rabia y la soledad…en donde respirar se torna una lucha casi imposible de vencer.
Están esas noches, en donde aún necesito de tu aliento para vivir.

Pero…son solo algunos días, unas pocas noches y escasas mañanas…ya menos en realidad.

Y tu imagen es solo un recuerdo borroso y tu voz un sonido casi imperceptible, tus caricias sensaciones irreconocibles, tus besos un sueño que no sé si fue real y las noches de pasión junto a ti…esas, esas aún continúan vívidas en mi…pero veo también, se alejan un poco cada vez.

Y un rayo de luz, una nueva luna. Un nuevo amanecer.
Un nuevo amor, una nueva esperanza de poder sentir.
Besos que renuevan mi piel, y caricias que me hacen vivir.
Y un nuevo temor… ¿podré volver ha amar?
Etiquetas: , edit post
0 Responses

Publicar un comentario