Se hace escaso el tiempo, todos corremos sin saber bien a donde queremos llegar.
Un día transcurre como el anterior, esperar a la noche para poder dormir y tal vez lograr soñar.
Unos que están seguros de lo que buscan y otros que encuentran lo que nunca habían buscado.
Y como cada amanecer alguien que despierta junto a un cuerpo caliente. Y otros que sienten el frío de sus mañanas.
Y continuamos corriendo, deseando perdernos. Sin tener a donde retornar.
Porque de todas maneras no tendremos un sueño que hacer realidad, ni a alguien a quien amar.
Y veo que para algunos la vida solo es un gran dolor que con nada logran mitigar, apagar, silenciar, arrancar o tan solo dejar atrás.
Para unos la herida que han dejado en ellos es tan profunda que no logran ver más allá.
Juegos tortuosos y palabras inclementes. Para intentar a su corazón hacer reaccionar.
Y ésta maldita carrera que no avanza y el tiempo que aún continúa escaso.
Y yo que no sé que busco, y ellos que no alcanzan lo que ansían.
Realidades paralelas, vidas que no vivimos y situaciones que no resolvemos
Miedos inconquistables que te alcanzan aún detrás de tu muro.
Y continúas corriendo, buscando intentando…
Noches que por fin te llevan a donde quieres, silencios que ya no atormentan tu mente.
Y esa cama que aún aguarda el calor…
Etiquetas: edit post
0 Responses

Publicar un comentario