Hola amor…


Hoy es…miércoles 10 de agosto de 2011. Anoche casi no dormí… (Algo normal en mí) ¡Era tanta la soledad en mi alma y el dolor en mi pecho! Lloré.
Si… como tantas veces, pero fue un llanto que nadie supo escuchar. Me pregunto si te pasa, si sientes ese dolor infinito dentro de ti, eso que parece consumirte y a la vez te alimenta.
Entiendo que no todos sienten el amor del mismo modo, que tal vez no es que no han sabido amarme y yo no he sabido amar. En realidad creo que nadie más que tú, será capaz de ver mi tristeza, aunque mi boca ría. He llegado a pensar, que esta melancolía es un castigo, y es tan celosa, que no permite que nadie más, se acerque a mí. Pero alguien me dijo hace unos días (y tal vez tenga razón) que cuando tú llegues (el indicado) sabrás lidiar con esta murria que me alimente y consume a la vez. O mejor aún, que harás que desaparezca.
¿Dónde estas? ¿Por qué tardas tanto?
¿Crees que en éstos tiempos que corren, sea posible encontrar eso que llaman, “almas gemelas”?
Las personas suelen quejarse de su soledad (al igual que yo), pero solo pretenden sentir, pretenden que el otro les haga sentir. Sin esforzarse por alcanzar "eso" que buscan, sin conformarse con dormir junto a otro cálido cuerpo. Creo que el problema es que no se llega a comprender que la vida es como una gran montaña rusa, los sentimientos a veces están en la cima, son fuertes y laten rápido. Y otras, están en medio, sintiendo la velocidad y la adrenalina, pero en menor intensidad. Otras están por debajo, tanto que crees han desaparecido, pero si prestas atención aún sigues en carrera. Es más fácil bajarse y olvidarse de lo bello que se siente estar elevados o la calma que nos da el medio. Bajar, y avanzar nuevamente desde lo prominente, es lo que buscamos. Solo eso.
El amor para la mayoría es así…pretenden solo lo superior todo el tiempo. O simplemente te dejan.
En nuestros días calmos, solo me acomodaré en tu pecho, dormiré con el lento sonido de tu corazón. Permitiré que mis manos rasquen suavemente tu cabeza, mientras mis dedos se deslizan por tu cabello.
En los días de media marcha, caminare a tu lado, sin mediar palabra, te miraré y al verme reflejada en tu mirada…sabré que todo esta bien, tomaré fuertemente tu mano y entonces, tú sabrás, que todo estará bien.
Y en esos días, en que nos encontremos en la cima…reiré fuerte, gritaré tu nombre al viento, le diré al mar que te amo. Dirán que estoy loca…y sonriendo diré que “si”…y señalándote, vociferaré a quien quiera oírme…- ¡pero por él!…
Tal vez sea una soñadora, una hacedora de quimeras. O vendedora de ilusiones. Pero si sé, que no dejaré de esperarte.Por que aunque lo he intentado, no consigo olvidarte. Y aunque no te veo, sé que eres real, aunque no te he tocado, se que mi piel te ansía, y por las noches es tu voz la que me llama.
Tu carrera, también es difícil amor…pero aunque no me veas soy tu sombra, aunque no me sientas soy tu ser, aunque no me toques te hago vibrar.
Soy quien golpea en tu corazón en las horas de soledad, la que te llama cuando estas en silencio, la que te abrazan cuando te rodea el frío. La que acaricia tu rostro si acaso enfermas, y quien besa tus labios cuando éstos se secan…soy yo…quien te espera…no tardes amor. Me cuesta tanto respirar sin ti.
Etiquetas: edit post
0 Responses

Publicar un comentario