¿Quién soy?
No reconozco la imagen frente a mí.
No soy la dueña de esa mirada, ni esa piel, ni esa boca, ni ese corazón.
No soy la dueña de tanta pasión, ni la que hace que nazca en ti amor.
No soy por quien suspiras, ni por quien lloras.
No soy la imagen del espejo, ni quien logra comprenderte.
Soy solo la dueña de una voz.
Me desvanezco entre la bruma y a la nada marcharé.
Mi iré entre la espuma del mar y a entre sus olas meciéndome iré a morir.
Me consumirá la sal de su agua, y por fin se purificará mi alma.
Acabaré de existir, o de una vez terminaré de nacer.

¿Quién soy?...
Solo un nombre, un par de palabras.
Sentimientos que tal vez, tal vez. Alguien alcance a comprender.
Soy un silencio, que nadie interrumpió
Una palabra que en el viento se perdió
Una lágrima que murió sin ser consolada.
Una soledad que no fue apagada.
Y un amor que no fue conquistado.
Soy un corazón vacío y colmado de delirio.
Una oración que no se rezó
Soy la noche que con su frío abraza y esa luna que con su luz baña.
Soy el sol que el alma quema, y el día que llena de ilusión.
Soy un dolor en el pecho, una canción jamás interpretada.
Soy el río queriendo ser roca y el mar deseando ser sueño.

¿Quién soy?
No logro encontrarme.
No consigo hallar lo que buscaba y entre tanta búsqueda me perdí.
Al encender la mecha ahí estaba.
Y al final del camino y al comienzo de cada mañana…simplemente, nazco.
Y cada día me pregunto...
¿Quién soy?
Y el silencio responde…” ¡descúbrelo!”
Etiquetas: edit post
0 Responses

Publicar un comentario