Hola amor…

A veces tengo un contra punto entre la realidad y la fantasía (algo lógico según dicen).
Hoy es una noche rara de primavera, puedo ver algunas estrellas brillar como pocas veces lo he visto. Sin contemplar demasiado el tiempo, comencé a dar pasos de seguridad, necesitaba pensar, razonar. (No siempre se consigue el resultado que uno espera, con los experimentos ya realizados)
Se puede percibir paz al caminar bajo la luz de la luna, sus rayos me recuerdan a esa leyenda de Bécquer que tanto me gusta. Y pienso, como lo hace su personaje principal, si el amor, y todo lo que uno cree como real, no es solo, “un rayo de luna”, una simple invención de nuestra mente, fruto del deseo de encontrar “eso”, que tanto anhelamos, añoramos y soñamos. Corremos tras él, desesperados, intentando alcanzarlo, deseando que sea real, imaginando que por fin todo lo que hemos imaginado y aguardado para nuestras vidas, será alcanzado por el esfuerzo de nuestro ser. Al correr y esperar durante noches enteras, como deseando atrapar en nuestras manos un suspiro, en un momento descubrimos, que nada de ello ha sido real. Entonces nuestra felicidad parece esfumarse, como lo hace un nombre escrito en la arena junto al mar. Permanece un segundo, y es visible, para todo aquel que coincida, en el segundo antes de ser borrado por agua. Y entonces, ni un rastro. Nada dice que una vez en ese sitio hubo algo. Solo nuestros ojos han sido testigos de su existencia. Así como solo nuestro corazón es testito (a veces) de lo que una vez sintió, nuestra alma es la que sabe de la espera (de eso que aún no llega) y nuestro ser, el receptor de mañanas frías y madrugadas eternas. Se alberga en un cuerpo herido, cansado, dormido, encadenado a una vida que no esperaba, ni quería. Pero que continúa en movimiento, escuchando y viendo el mundo que le ha tocado transitar.
¿Cuándo regresará ese nombre que había escrito junto al mar? ¿Dónde se ha perdido? ¿Estarás esperando? ¿Aún tienes las historias de tu pasado en tu camino, o tan solo aguardas el futuro?
Es importante no cerrar la mente y menos el corazón, por que solo así, aunque jamás me hayas visto, podrás escuchar mi voz, y aunque no imagines como soy, verás mi rostro en tus sueños. Con seguridad, solo tu alma, besará mi boca y tu ser, acariciará mi cuerpo, solo si puedes creer, que en ésta vida, se ama solo una vez. El amor, no es tangible, no es perceptible a la vista o al tacto. Pero es tan cierto como el sol, o ésta luna que hoy me hace compañía. Podrás sentirlo en tus manos, cuando se encuentren con las mías. Tal vez has tenido amores ¿Quién no? solo olvídalos, lo que un día fue, no tiene sentido hoy. Solo son parte del sendero que debías aprender a transitar. Para llegar a tu destino, y que converjamos en lo que una vez, tanto soñamos, deseamos y sentimos como real en nuestro interior.
¡Tengo tanto para darte! ¡Tantas caricias que conservo para ti!...historias que aun no narro, estrellas que he guardado en una viejo baúl, miles de secretos, besos inagotables, abrazos colmados de calor he infinitos momentos de pasión.
¡He soñado tantas veces, con escuchar ésa melodía que suena en mí, desde que tengo memoria!...y aún nada.
Debí decirte que hace unos días encontré una flor, que entre toda la hierba, ella se lucía. Todo lo que la rodeaba era marchito, sin luz. En cambio la pequeña, era lo más erguido, su color amarillo la hacía única, tan perceptible a los ojos de quien deseara deleitarse viéndola, que no puede controlar mi deseo de poseerla. Y la corte. Si. Cometí un acto tan cruel, arrancarla de su hábitat, desarraigarla, llevarla a la oscuridad que es mi vida.
Me pregunto si eso no es eso lo que hacen con nosotros esas sensaciones que confundimos con amor. Nos arrancan del sitio donde teníamos vida, donde al parecer éramos únicos. ¡Somos tan ingenuos! nos entusiasmamos con lo que brilla, entre tanta oscuridad, y solo nos transporta a lo mas negro de nuestra alma.
Es que lo oscuro no existe por si solo, existe, por que no hay luz. La luminosidad, es real. No necesita ser creada. Así como la soledad, solo es falta compañía, de una mano que te sostenga, de un cuerpo que te abrigue. El amor, siempre esta, no es necesario que sea creado, ha nacido junto con nosotros. Solo hace falta que algo lo despierte.
Tengo el presentimiento…de que mi amor, dormirá para siempre…y un día mas.
Etiquetas: edit post
1 Response
  1. Anónimo Says:

    la causalidad 1 ves mas pone en sintonia con vuestra secuencia vibratoria no deseo nijusgo nada,simplemente vivo y expreso el Aceptando todo cuanto de mi reitero NO DEPENDA soy cada segundo de mi eistir material un reloj suizo de sincronizcion con todo el universo,disfrutando a plenitud mi exiatencia,tus hermosas rimas poeticasson bellisimas pero como en una oportunidad supe decirte no son de coincidir,son rafagas de viento norte ,que en un intante son del sur y se que la vida es una paradoja pero no coincide con< COMO ES ARRIBA ES AVAJO Y COMO ES AVAJO ES ARRIBA> EL KYBALION


Publicar un comentario