HOY


Intento desplazarme por la habitación que mengua a cada paso que doy.
Andando divago en el secreto que conserva mi alma, no soy, no existo, y la nada es mas que mi persona.
¿Por qué no logro comprenderlo? ¿Por qué no acepto la imagen, que se refleja en el espejo frente a mí?
Me dices que eres parte de éste ser que he creado, pero sé no es así…cada noche vuelo sola y mis alas se han quebrado por el peso de la inmensidad.
Arranco los jirones de mi piel, la suelto para que flote, junto a la hoja marchita que muere al llegar el otoño.
Impávida, miro con esos ojos que no logran ver dentro de éste ser, que se ahoga con su propio dolor. Observo y busco lo que nadie ve, lo que pocos saben que existe, lo que a nadie le importa. Veo un cuerpo, sangrando, marchito, lastimosamente sujetado a la vida.
Creo que no soy esa que se para frente a mi. Soy solo una ilusión de quien duerme en mi lugar, vana fantasía, la voz inmortal, de un cuerpo intangible. Me asfixio, no logro respirar, mera reacción dejar de inhalar para lograr pensar y dejar de pensar, para lograr sentir. Y aún así no conseguirlo. No ser lo que deseo, no verme como quiero, no sentir lo que anhelo, no soñar lo que retengo en mis manos…aún así…no soportar a esa que llaman con mi nombre. Ella ocupó el lugar que correspondía a mi alma, que se marchitó, se extinguió, dejo de ser.
Pero necesito que ambos corran y huyan, que escapen de los cuentos que no termino de narrar, de esos a los que no les he conseguido un buen final, que reclaman seguir en mi mente, crecer en mi corazón, vivir en la luz de ésta habitación,(que todavía mengua). Cuerpo, alma y mente se confabulan contra éste, mi existir, no se quieren entre sí, pero se unen. Comenzamos a respirar poco a poco, mi mente se ejercita en buenas inventivas, intenta recordar una vieja historia que una vez creyó interesante, pero que no logró, que yo escribiera, Está convencida que hoy tendrá mejor suerte y por fin escribiré lo que ella me dicta. Mi alma esta de acuerdo, siente morriña, de lo que una vez supo sería algo único, pero que no quise escuchar. Y mi cuerpo, respira, el oxigeno entra poco a poco en mi interior, pero puedo sentir que si inspira se llenan mis pulmones. Entre todos, hoy logramos vencer la soledad, ahuyentar a los demonios de la tristeza y mitigar el dolor que causa el no ser lo que otros ven y que no vean lo que en verdad soy.
Etiquetas: edit post
2 Responses
  1. Anónimo Says:

    PERFECTA EL INTERIOR NO EL EXTERIOR PROXIMA CANCION EN BASE A TUS HERMOSAS ESCRITURA
    "HUELLAS DE MI ALMA"
    ATTE
    FITITO


  2. MARISOL Says:

    gracias...fifito...


Publicar un comentario