Cuándo fue la primera vez que le dije “te amo?
No recuerdo bien. Solo sé que ahora no puedo dejar de decirlo, de sentirlo.
¿Cómo fue que comenzamos ha sentir amor? ¿Ese fue el sentimiento?
Es difícil decirlo. Abruman a veces los sentimientos, las cesaciones, o necesidad de compañía, que tal vez, se confunde con ese que tanto deseamos todos.
No recuerdo bien esa primera vez en que mi cuerpo lo deseo, lo sintió…si corrí a sus brazos o fueron los besos que llenaron su cara lo que vino primero. Es extraño, es como si esas cosas siempre hubieran estado ahí. Pero sé que no es así. Hubo un primer “te quiero”, luego un “te amo”.
Una noche no podía dormir de tanto pensar en él y la cara me dolía por sonreír de felicidad. Y hubo muchas otras en que me dormí en una almohada mojada y con mis ojos hinchados.
Son raras las cosas que vivimos y como luego las recordamos…como nuestra mente las acomoda de modo que ya no duelan. Al menos no tanto. No como esa primera vez, en que el dolor era tan intenso que no podíamos respirar y sentíamos que el corazón se desgarraba literalmente, dentro de nosotros.
Sé que no siempre estuvo en mi vida. Aunque así lo sienta. También comprendo que estará, (aunque eso no ocurra) permanecerá, en los recuerdos de los momentos agradables, de las risas, las caricias, y lo besos que aprendimos a darnos.
¿Cómo fue que le dije adiós? ¿Cómo hice para no detenerlo?
¿Cómo hago para seguir viva sin él? ¿Cómo se hace para olvidar un amor?


Etiquetas: edit post
0 Responses

Publicar un comentario