Estoy dispuesta a vivir, en esa gota de sudor que baja por tu espalda, a ser el cofre que guarde todos tus secretos. Quiero ser la guardiana de tu corazón y lograr así que nadie le haga daño. Lucharé para convertirme en tu luna, me rendiré para morir en tu aliento y sé, que podré resucitar con tus besos. Me arriesgaré para transformarme en tus dulces recuerdos, la más cálida de tus mañanas, el mejor de todos los detalles. Pretendo perderme en las palpitaciones de tu corazón, fundirme en tu cuerpo por la eternidad y ser feliz, si lo tú lo eres. En tus noches oscuras seré la estrella que te ilumine, cuando el sol queme la flor que te de sombra, en el frío te daré mi calor y tu sed la apagaré con mis lágrimas. Pelearé tus batallas, combatiré tus demonios, cantaré tus canciones, descenderé al infierno si de él debo rescatarte. Y serás mi cielo si permaneces a mi lado. Seré el mejor de todos tus atardeceres, la ola serena que en el mar te mece. Estoy dispuesta ...a ser... para ti.


Etiquetas: edit post
4 Responses
  1. Anónimo Says:

    Uno se cree que los mató
    el tiempo y la ausencia,
    pero su tren sacó boleto
    de ida y vuelta.

    Son aquellas pequeñas cosas
    que nos dejó un tiempo de rosas
    en un rincón, en un papel
    o en un cajón.

    Como un ladrón te acechan
    detrás de la puerta;
    te tienen tan a su merced
    como hojas muertas

    que el viento arrastra allá o aquí
    que te sonríen tristes y
    nos hacen que lloremos
    cuando nadie nos ve.

    Sé feliz y cuídate, da gusto leerte.


  2. MARISOL Says:

    gracias...muy buena tu poesía...


  3. Anónimo Says:

    muy linda clibrí..esta es especial........


  4. MARISOL Says:

    Gracias ...que bueno que te guste....


Publicar un comentario