- Ven... quédate a mi lado...permite que te tome de la mano, mírame a los ojos...¿Te sonríes? . Me gusta ver tu rostro cuando lo haces. No temas...solo voy a pedirte una cosa... Pronuncia una palabra...¡si!, una sola. Esa, que sepa convencer a mi corazón que hay un futuro en una ilusión... ¿Callas? ah... ¿no sabes que decir?...bien, de todos modos, permanece junto a mí. No me despiertes, si sabes que me gusta soñar.



Pienso en algo,
guardo una palabra,
grito un silencio,
conservo un suspiro y me pierdo en una lágrima.



0 Responses

Publicar un comentario