Tuve un sueño:


Estaba yo, en la mitad de mi vida. De pronto, sin más, me desperté. Y fue entonces cuando me vi rodeada de un inmenso, oscuro y solitario bosque.


Supe entonces…que en algún momento, había errado el camino de mi destino.





Me gusta la gente que no usa trajes grises.


Suelo observar con placer a las personas que no le ponen vestidos de moda al amor o una tarjeta de crédito en sus bolsillos.


Prefiero un silencio a un grito de reproche.


Comprendo que es mejor hablar a callar las palabras que nacen en el corazón.




Me niego a soltarte.


Eres mágico.


Tienes la llave que no quieres y posees lo que no ambicionas…mi corazón.

3 Responses
  1. Rasec666 Says:

    Tus escritos son como una cerveza bien fría. Sobre todo a las 5 de la mañana. Me complace y gozo. Da gusto leer estas lineas. A próposito, algunos compañeros trabajadores de las huelgas del '21, usaban trajes grises. Lo digo por las dudas. Y no creo que hayas errado el camino, si sabes diferenciar el bosque del árbol. Saludo. Que tengas gran día.


  2. MARISOL Says:

    gracias a vos por tus palabras...el gris...es (como supongo que lo sabes)solo una metáfora, podrían ser, rojos, azules o amarillos el color es lo de menos cuando del ser se trata...¿no? por lo demas nuevamente gracias, me alegro que te guste lo que escribo, eso es grátificante, una bocanada de aire fresco en medio de una tarde de verano...nos vemos...


  3. Rasec666 Says:

    Creo entender algo de metaforas, ironías y todo eso. Prefiero lo directo.

    NO importa el color. El ser es un ser, un trabajador explotado, reprimido. Ayer y Hoy. La paz existirá sólo cuando pase la guerra entre explotadores y explotados.

    Adoro cuando la poesía sirve a la clase trabajadora y NO es servil a los poderes dominantes.

    Reintero mi gozo por leerte y saber QUE ESTÁS CERCA. Porque la distancia no tiene que ver con fronteras. Nos vemos.


Publicar un comentario