Le estoy hablando al silencio.
Y le cuento a la ausencia cosas que nadie cree.
Hoy es uno de esos días en los que necesito escribir, pero las letras se niegan a abandonar mi respiración.
Se recuestan en el barro donde una vez murió un amor.


Vienen a rodearme las hadas, juegan con mis palabras, comienzan a construir versos con los rayos que la luna deja caer junto a mí, la lluvia danza con las estrellas que no dejan de observarse reflejadas en el mar. Coqueto éste es testigo de su belleza, lo besan, se convierten así en su primer amor. Mis fábulas se tumban en la hiedra que crece hasta rozar mi corazón, comienzo a acercarme a la templanza del tiempo que murmura cantos de una vieja águila que se deja caer. Otra vez, la madrugada se marchita, y su voz se pierde en un callejón sin salida. Y lo soñado y creado toma vida y nada se pierde, todo es propiedad del alquimista. Que lo convierte en señales que el infinito atrapa para conservar en un cofre de cristal.



Necesito descansar del sueño concluido, quiero poner fin a las esperanzas no alcanzadas, cortar el cordón que me une al dolor y olvidar todo lo que no dio buen fruto.
Concluyo mi camino a ninguna parte, y me aparato del destino para mi no trazado.
Hoy, ahora, comienzo lo que una vez aparte de mis pasos.
Buscar lo que soy, lo que valgo, encontrarte en mi alma, para vivir los dos, en un solo mundo.




Caminaba en el frío de la noche, preguntándome, qué hace brillar a la luna.
Recordé tu mirada, entonces reí, supuse que en ese instante, estarías pensando lo mismo que yo.




Tú me ensañaste la diferencia entre decir "te quiero " y de decir "te amo"... 
la diferente entre hacer el amor y tener sexo, lo distinto de unos besos que se unen con pasión y los que lo hacen solo con deseo... tú me ensañas cada día como enamorarme de ti



Comienza un nuevo tiempo
 y me enseñas a cumplir las promesas, como solo sabes hacerlo tú,
quiero regalar al mundo sonrisas como las que nacen de ti,
me gusta tu fortaleza, tu tesón por conquistarme cada día
pasan las horas
¡y tengo tanto que aprender de tus pasos!
quiero ver como es que sabes soñar,
intento correr a tu lado...¡hay tantas cosas bellas!
Enseñame amor, nuevamente a amar.
Enseñame a sanar mi ánimo para olvidar las llagas del pasado.
Dame ese sentimiento que me ayude a no ser fugitiva en medio de la carretera.
Llename de la esperanza que mata a la melancolia.
Que tu calor me rodee.
 Me das ese ramo de imágenes llenas de colores.
Me enseñas los besos que se sienten en la piel.
Mis manos se hunden en ti.
Te siento tan cerca como un rayo de luz.
Descifras para mí, el final de la fabula.
Furtivo te acercas y rodeas mi sombra llenas mi alma y te pierdes en mi boca.
Y me enseñas que amar, es comenzar.


Hoy comprendí, que vale la pena esperar, que la oración siempre llega a su destino,
que cuando una flor se marchita pronto nace otra
y que una vez mas, algo lindo llama a mi puerta.




SOLO SOY ALGUIEN, QUE AÚN ESPERA, QUE AÚN SUEÑA, QUE LE GUSTA MIRAR LAS ESTRELLAS, CAMINAR BAJO LA LLUVIA DE VERANO Y EL MAR, EL MAR, TAMBIÉN EL MAR...


Sentir, pensar, observar, cambiar, mejorar, olvidar, suplir, destruir y construir... todo para siempre, seguir avanzando





Somos dos caminos análogos,
un juego sin reglas,
de un verso sin final,
una canción sin lógica.
Arrojas al suelo la flor que cortaste de raíz
Un monton de recuerdos sin cristalizar
Para alcanzar tu amor

me convierto en la ventana del tiempo
En la solución de un problema dificil de decifrar
El pasaje que recorre tu espalda
Quiero arrebatarle al tiempo un poco mas de tus minutos
Ambiciono marcharme antes que el odio te seduzca. 
Ahora comprendo la oración que fue al cielo de Elisa.







Te sales de mis brazos y te conviertes en hiedra
Te ocultas en mis ojos y pretendes no comprender el frío que recorre tu espalda
Te soltaste de mis manos y quieres que jamás nadie sepa lo que sentiste.
Te fuiste al alba para olvidar

y ocultas el perfume de mi piel que aún te impregna.




Hoy mis sueños me hablaron de ti,
mi imaginación me contó de tus deseos.
Tu voz, me susurró al oído palabras de amor.
Hoy desperté y allí estabas, en el preciso instante
 para rescatarme de mis pesadillas.
Hoy te descubrí a mi vera,
sostuve tu mano y tu calor me enseñó que no estoy sola.
Hoy amanece y soy feliz, 
tu alma revolucionaria logró hacer de mi mundo,
un lugar mejor,donde continuar avanzando.







Ahora la formula cambió.
Ya no somos nosotros, ahora hay dos palabras donde antes solo había una.
Somos un tiempo en paralelo.
 Ahora tan cerca y tan lejos estamos tú y yo.
Una flor intentando acercarse al sol.
La luna pretendiendo hundirse en el mar.
Solo un espejismo que desaparece en cada nuevo verso.
Estas en la belleza de los cielos junto a las águilas
 Y yo
en el centro de un volcán
pretendiendo quemar la hoja que en primavera nació.
Procuro llegar cansada, ser cama, mientras tú, solo eres viento.
Me convierto en agua para que tú seas arena.
Guardo el pensamiento de un insoportable sueño que se fundió en una trova.
Eres el sentimiento que selecciono cuando pretendo dormir.
Tú eres día y te pierdes en mi llanto.
Soy noche y me consumen tus brazos.
La sombra es cada vez más pequeña
y la canción llora la pena de no haber nacido jamás.
Quiero ser tu boca y tú, solo eres sonrisa, que no comprendes.
Fui la voz que murió en tus oídos,
la caricia que tu corazón solo utilizó,
la rosa que arrojaste al aire.
La belleza furtiva que a nadie enseñas.
No sentía tu alma lo que tu boca decía,
dolorosamente cierto
es que no has sabido retener, el sol en tus manos.
Mi vida pasa mientras duermo
Y la tuya,
en el canto de un ave que se hunde en el mar.
Ahora, en el tiempo y en el universo.
Hay dos donde una vez hubo uno.
Tú y yo.



Suelo creer que lo que sueño es parte de mi realidad. Así cada mañana, ¿o es cada noche? (Encuentro cierta confusión en ésta parte). Abro mis ojos, la música aún suena, (tengo esa manía de hacer que la melodía suene de continúo en mi mente). La ventana de mi habitación esta a mi izquierda. Así que si giro mi cabeza o si despierto viendo hacia ese lado, la luz del sol acaricia mi rostro rápidamente. Necesito tomarme un momento para abrir los ojos por completo, en realidad no quisiera hacerlo jamás. ¡Estaba tan cómoda en mi fantasía! ¿O era mi realidad? Es en la duración perpetua de esos segundos que la luz se mezcla con la oscuridad, la noche con el día y todo es un sueño y a la vez parte de mi realidad. ¡Me gustan esos segundos más que cualquier otra hora en el día!
Recuerdo haber visto un universo sin estrellas. Las había robado para ti. ¿Lo recuerdas? Camino en realidades inviertes en las que me enseñas a soñar, a volar, cantar y ver el recipiente siempre medio lleno. Corazón silencioso ¿Qué es lo que guardas en él?
El astro entonces quema, un sol auténtico y una luna que hiela.
Temo así, que las flores se marchiten.  Pero entonces, la magia comienza a rodearme y siento tu perfume en mi piel, tus caricias en mi cuerpo y tus besos en mi boca. Late el amor, en la majestuosidad del tiempo, bajo la sombra de ese árbol en cuyas ramas están escritos los nombres que el destino unió. Nuevamente camino entre el gentío, mis pies pesan tanto que no logro despegarme del suelo. No sin tus alas. Y aunque no siempre te veo tras el espejo, siempre te siento en mí. ¿Por qué sucede así?
El insomnio hace que mi espíritu se precipite cuando tú presencia está en la habitación, ¿merezco tu compañía Ángel de batallas eternas y memorias confusas? Eres, sin duda alguna, dueño del más cruel de los olvidos y del más fatuo de los corazones. La felicidad y la victoria a veces no van de la mano. Pero la victoria de encontrarte me llena de felicidad y la amargura de tu ausencia lastima mi esencia que apocada y solitaria se quedo con una pluma sin respuesta y una hoja en blanco, cuyas letras no llegaron a nacer. La mente juega con nosotros y nos muestra quimeras infructuosas. Deseo descubrir la manera de estar junto a ti. En un ensueño o en la realidad. Cuando duermo o cuando despierta me hallo. Ayer, ahora, mañana, siempre y un día más…junto a ti.



Son las horas alquimistas, brujas insondables, sin corazón ni piedad. Se convierten en cómplices del paso del tiempo, período férreo que todo lo destruye y empequeñece. Horas malditas, fugaces compases de la melodía autista en esta creación. Hay ruinas que levantar, castillos añejados y olvidados, amores marchitos y ancianos coquetos que se niegan a olvidar lo que se siente en la piel recibir la caricia de una suave mano. El pasar constante de días y meses, años y siglos, tiñen sus cabellos de gris, pero ellos se niegan a detenerse.  Una noche se torna día en un minúsculo instante, un beso, es solo una partícula que desaparece en el vasto universo de sentimientos encontrados. La oscuridad rodea la ternura y la calidez fatua mengua con el paso del tortuoso tiempo. Días anclados y recuerdos profanados. Una voz me dice una vez más, “aquí estoy”, engaños de una mente olvidada junto a un alma marchita que no sabe lo que es un “adiós”.  Brujería profana, es este acto de “amar”. ¡Brujería he dicho, de las peores y más crueles! Las que detienen las minúsculas agujas de un débil reloj, y retrasa el tiempo, ya que sabe hacerte perder en la mirada profunda, en la voz inmaculada, en las caricias paganas del ser amado. Majestuosos los segundos que se comparten con amor, débiles son los siglos, en los que luchas por arrancarlo de tu corazón. La nada comparte el espacio donde una vez estuvo su nombre. Debo construir sobre ruinas, quitar la mala hierba y sembrar esperanza en tierra seca. El viento converge en palabras que una vez fueron esparcidas y ahora, solo son la mutilación visible de un mal juego, de un mal sueño. De algo que simplemente debe morir en los recuerdos perdidos de una frágil memoria.
Suelo pensar que todo lo vivido y experimentado tiene un propósito...un por qué. Claro que en los momentos en que todo se ve obscuro y estamos de pie pero como si lo estuviéramos sobre gelatina, es difícil pensar que pronto algo mejor sucederá. O tal vez no ocurra como en los cuentos donde al final de luchar contra lo malo todo sale bien. Aunque no encontremos la olla al final del arco iris, definitivamente creo que algo bueno siempre obtenemos de lo vivido. Aprendemos cosas buenas y otras no tanto, maduramos y un buen día miramos para el pasado y casi no nos reconocemos como esas personas que lo transitaron. Pero... somos nosotros aquellos y también éstos, pero hemos madurado, crecimos y por alguna razón aquello que una vez nos causó dolor hoy es algo insignificante, lo que era importante o valioso hoy nos es casi imperceptible. No sé si seremos mejores o peores, solo sé que las personas con los mismos intereses y el mismo sentir en su corazón, tienden a estar juntas. Y aquellas que ya no están en nuestras vidas es simplemente porque tienen otro destino, otro sentir distinto al nuestro. Cada acción tiene reacción igual, pero a la inversa. Lo que hace que unos se unan, separa a otros. Lo que debilita a algunas personas a otros los hace mas fuerte. Mi gente linda, espero encuentren su camino y hallen al final de él lo que tanto buscan y no se lamenten por lo que dejen en el pasado. Una vez leí que las personas están en tu vida el tiempo que deben estar, no hay que insistir en que continúen junto a nosotros por mas tiempo del necesario o terminaran lastimándonos. Hay personas que están mucho tiempo junto a nosotros y es poco lo que nos dejan de bueno y otras que están poco tiempo y nos marcan para toda la vida. Aún no encuentro quien me marque de esa manera...pero sigo buscando...les deseo suerte en su camino.
Con el tiempo aprenderás que no todo el que dice "te amo"sabe realmente su significado. Que no todo el que se aferra de tu mano es tu amigo (tal vez solo necesita que le sostengas...intenta soltarte y a ver si continúa a tu lado). Un suspiro a veces es todo un discurso de lo que en verdad siente, un silencio es un grito de auxilio, una sonrisa a veces es dolor y un llanto solo manipulación. A prenderás que cuando caes, no es el fin, sino un nuevo comienzo, uno, en el que tú ya eres más fuerte. Verás que las palabras son efímeras, que hasta el juramento mas férreo se lo lleva el viento. Que a veces quien mas te ama no es el que mas veces lo dice, sino el que sin decirlo, lo demuestra con hechos todo el tiempo. El que calla no siempre es buena persona ni el que grita es malo. Quien se interesa por ti, te busca, te llama.No necesita preguntarte cómo estas, esta a tu lado cuando sin decírselo él, sabe que lo necesitas. Te digo todo ésto ya que lo he comprendido y he comprendido también, que lo importante no es alguien que solo escucha su voz, sino una persona que sabe prestar atención a los silencios cuando están juntos. Cuando te lastiman, no te hacen mal, solo te enseñan que tu camino debe continuar, que no es en ellos, que debes detenerte. Que simplemente esa persona, estaba de paso en tu vida, pero que pronto llegarás a tu gran destino. La vida es difícil, ya lo sabes y muy complicada por momentos. Solo vívela lo mejor que puedas, como lo sientas y sin esperar a los demás, porque te aseguro que son muy pocas las personas que valen la pena que tú las esperes.

Es inevitable el paso del tiempo y llegar al final de lo que tanto hemos temido. Las corrientes que transmutan nuestro sentir, eleva las emociones para ser consumidas en el fuego del olvido. Somos lo inesperado, no lo inalcanzable, el sueño que se torno en colores de ilusiones atrapadas por las redes del olvido. Al concluir el viaje que sabemos inhóspito nos hallamos resueltos a comenzar otra travesía. A veces (con algo de suerte) nos percatamos de los pensamientos dañinos, y esa sensibilidad que nos acosa y consume se funde en nuestro ser despojándonos de toda armadura, mostrando nuestros esqueletos tal cual son. Seres insípidos incapaces de razonar. Cuerpos llevados únicamente por la razón imposibilitados para sentir emoción. Sentimientos asesinados y almas mutiladas, afanosos andamos en busca de lo que hallamos y al alcanzarlo... rechazamos.

Nuevamente te digo a ti, presencia que me observa, o me lee (según la ocasión), que estamos siendo arrastrados por una corriente tempestuosa, llevados a lugares inhóspitos, inseguros e inmensamente solitarios.
Nos sabemos como parte de un sueño que se estremece al tacto de la soledad. Solemos mecernos en las olas que abrazan nuestros cuerpos y fingen colmarlos de calor. Comprender la debilidad del alma lleva siglos. Y hallar esa parte de ti mismo, puede ser una tarea imposible de llevar a cabo. Sabemos; mi presencia amiga, que puede haber dos cuerpos ocupados por una misma alma. Un alma que está dividida  desde antaño en dos masas corpóreas, inseguras, inestables, doloso ser que entre las sombras habita.
 El hipnotizante estrepitar de las llamas danzando en la hoguera de la soledad, no alejan los sentimientos de vacío que ocupan el centro de nuestro interior. Estas navegando a oscuras, en medio del frío, sin guía ni brújula. Viendo como mi mano se sumerge en el río del olvido y acaricia dulcemente a la nada.
Eres mi otro yo y en mí está tu otro tú. Eres el viento que roba mis besos y yo los rayos de sol que acarician fugazmente tu frente altiva, mientras finges no verme, no sentirme. 
Y yo, finjo no saber de ti.


Entre una noche con sonidos ausentes y un frío asfixiante, he transcurrido. El cielo ha leído mi alma y de negro su tono se ha tornado. Una lluvia estrepitosa moja la tierra bajo mis pies…el olor a ella mientras se humedece, es lo que permanece en el ambiente. Deseo empaparme con esa agua, que moje tanto mi corazón, como mi cabello. Estoy esperando con ansia y rabia, que lave un poco tal vez, esto que soy. Y que caiga en tierra, como gotas, para luego perderse entre el montón,  la angustia, la tristeza, la desilusión y el dolor.
¡Que llueva…que continúe lloviendo! Que haya rayos y más truenos. Que parezca que se acabará el mundo…no…que se acabe el mundo. Que mi mundo se termine, y que yo, al fin desaparezca. Que no logro comprender lo que soy. ¿Por que hago lo que hace daño? ¿Por que no logro solo cerrar los ojos, y lanzarme al vacío…con fiar una vez más, ciegamente, en alguien?
Destrozo en el camino esos cristales que me suelen hacer  brillar. Tal vez así, simplemente deje de soñar. No hay quimeras por conquistar, ni añoranzas que conservar. No hay un cielo tan gris como el de mi alma, ni se ahoga tanto llanto como en mi ser. Razones in entendibles y lo que he encontrado al fin lo perdí.  Perder…encontrar…hallar y que todo se quede en la oscuridad.
¡Bendita oscuridad! suelo ocultar mi soledad y por  si acaso enciendo una luz. Sé que solo tú, a mi lado estarás. Mis palabras son eso…palabras, que al viento en una, una, van. Y lo que más añoro no lo poseo,  y lo que más quiero esta ausente. Muero cada, día un poco más. No hay más que esperar. Nada más habrá ya.
Esta lloviendo… hoy soy la  lluvia, soy el cielo gris, me convierto en la tierra mojada bajo mis pies. Soy solo pies, o solo un alma, soy esa ave que canta a lo lejos, o la señora que corre bajo un paraguas. Soy suspiro, soy ausencia…soy ese árbol cuyas hojas el viento mece. Y soy el viento. Que a tu lado me lleva. Y el barco que en el río distante navega. Soy amiga del silencio, amante de las caricias, madre de la soledad, compañera de la dicha, fiel cómplice de tu risa. Soy el sol que te quema y la luna que secretos te murmura. Soy los abrazos que necesitas y los  besos que reclamas. Soy ese suspiro, que dejas escapar al pensar en mi. Y soy la noche que siempre te espera. Soy, en definitiva…yo
I) Hoy no tengo ganas de escribir, tampoco de sentir, no quiero ver la tarde gris, ni los autos pasar, no siento deseos de leer o de soñar, hoy, solo quiero ser, te quiero pensar, busco recordar, necesito estar en los minutos donde todo es realidad.



2) Necesito descansar del sueño concluido, quiero poner fin a las esperanzas no alcanzadas, cortar el cordón que me une al dolor y olvidar todo lo que no dio buen fruto.
Concluyo mi camino a ninguna parte, y me aparato del destino para mi no trazado.
Hoy, ahora, comienzo lo que una vez aparte de mis pasos.
Buscar lo que soy, lo que valgo, pero sobre todo, encontrarte en mi alma, para vivir los dos, en un solo mundo.


3) Duerme... veo su cuerpo ahí extendido. Su respiración es lenta, sus manos cruzan alrededor de su pecho. Me pregunto si sueña conmigo. Me gusta verlo dormir, sentir sus latidos, su piel al roce de mis manos, oler su perfume. Saber que soy quien vela sus sueños. Si me aproximo a su boca, siento su aliento y la tibieza de sus labios. Aún inmóviles son dulces, como sus besos. Se mueve intranquilo... ¿será que sabe que esta amaneciendo y yo de su vida desapareciendo?


 3) Busco ser lo que te haga respirar,
la palabra que necesites escuchar,
ese perfume que te hace feliz,
la melodía que sueles recordar,

la caricia que necesitas al despertar.

Busco entrar en tu vida, convertirme en ella. 
Intento quedarme en tu retina,


permanecer en la fragancia de tu piel, en la dulzura de tus labios.

Quiero ser los latidos de tu corazón,


ser quien hace correr la sangre por tus venas.

Deseo ser cada uno de tus sueños


y la fuerza que te haga falta para que consigas alcanzarlos.

Me esfuerzo en ser el horizonte de tus esperanzas,


cada una de tus estrellas.

Tu musa, tu inspiración,

Quiero ser todo para ti,
 como lo eres para mí.


4) Comprender absolutamente todo sobre el amor, es complicado, pero saber que eres mi amor, lo hace fácil de entender.


5) Caminaba en el frío de la noche, preguntándome, qué hace brillar a la luna.
Recordé tu mirada, entonces reí, supuse que en ese instante, estarías pensando lo mismo que yo


6) Tú me ensañaste la diferencia entre decir "te quiero " y de decir "te amo"...
lo distinto entre hacer el amor y tener sexo,

lo que distingue unos besos que se unen con pasión y los que lo hacen solo con deseo... 
tú me ensañas cada día como enamorarme de tu persona.
Y hasta un día, me ensañaste a vivir sin ti.


7) Sus palabras, fueron llenando día a día, mi mundo de ilusiones, conquistaron miedos, derribaron barreras.
Fue mi fiel caballero, mi amigo mas íntimo, mi tierno amante.
Su voz llenaba mi ser de melodías jamás antes entonadas,

sus manos cultivaban flores en mi piel.
Su mirada era todo mi mundo y su amor mi razón de ser.
Hoy solo quedan suspiros,

que desaparecen tan rápido como una puesta de sol,
así de bello, así de triste.
Así de profundo clava su ausencia, esa espina en mi corazón.



7) Ahora que sé lo que en verdad eres, te pierdes entre la bruma, no eras un sueño, menos aún una quimera, solo fantasía algo pasajero...
¡absurdo mi corazón, que vio amor, donde no había nada!


8) Si lograra acomodarme en tus brazos,
sabría entonces, que todo es posible.
Si percibiera los latidos de tu corazón lograría saber, que todo estará bien.
En el refugio en el que se convierte tu cuerpo para el mío, hallo la paz de mi ser,
la serenidad de mi espíritu y el equilibrio de mi mente...
todo en ti, todo por ti alma de mi alma.


9) Despierto y me descubro en su mirada, respiro de su aroma... es cuando me doy cuenta que todo lo andado, lo sufrido y llorado solo tuvo como propósito traerme a sus brazos. Porque encontré a alguien, que es feliz, con tan solo verme dormir.


08/07/2012 
                                                                                             Querido diario:

Hoy me es difícil comenzar a escribir. No porque no tenga que decir, sino por el contario. ¡Tengo tanto dentro de mí! que no sé por dónde comenzar. 
Veamos… el principio. ¿Cuál se supone que debe ser el principio? 
Bueno, abrí los ojos. (Claro si no fuera así no habría que decir). Sonaba la misma canción que he decidido poner ésta semana para despertar. “cuando un amor comienza…” honestamente no tenía ganas de salir de la cama. Hace mucho frío por estos días, me dormí muy tarde y no deseaba tener que pensar. 
Entonces me dije a mí misa… “que pase el tiempo…que avance y me haga olvidarlo, deseo despertar en el momento en que ya no duela”… y esperé en silencio unos segundos. No sé qué, tal vez escuchar una voz diciéndome “concedido”, o ver pasar las escenas de mi vida en cámara rápida y que por fin el tiempo transcurriera como por arte de magia. Al notar que no pasaba nada, chasquee mis dedos, pero tampoco hubo luces de colores ni humo. Toco entonces ponerme de pie, ducha, café y salir. Mientras caminaba hacia la parada del ómnibus (bajo esa llovizna molesta que te congela hasta los huesos) trataba de recordar cómo fue que me metí en todo esto. Terminamos una relación (buena o mala) y quedamos mal, pensamos que jamás nos recuperaremos nuevamente. Salimos, nos divertimos, ponemos empeño en el trabajo, los estudios, llenamos nuestras horas de proyectos, tan solo para no pensar en cuanto nos duele el corazón. 
El ómnibus llegó lleno como siempre a esa hora, pero por lo menos había un asiento desocupado. Coloque los audífonos en mis oídos, ¡bendito invento que nos permite llevar nuestra música a todas partes para poder aislarnos del mundo! Cuando creí que mi vida estaba por fin en orden, apareció él. Con su mirada dulce, su sonrisa tierna y otra vez puso mi existencia de cabeza. Ayudó a sanar las heridas de amores pasados. Nuevamente comencé a creer, a llenarme de planes de sueños, de esas ilusiones que había olvidado. Tenía un cuerpo en el cual refugiarme y uno al cual dar de mi calor. Pero no sé si algo está mal en mí o es que simplemente tengo mal ojo, para escoger de quien enamorarme. Sí ya sé, no se escoge, simplemente pasa. El asunto es que me enamoré de él. Creí que por mi experiencia anterior sabía todo sobre el amor… ¡ERROR!… me di cuenta (tarde por supuesto) que no sabía nada. Que todo lo perfecto que encontré en éste hombre, se desvaneció ante mis ojos en un par de meses. 
Cuando por fin llegué a mi trabajo, la llovizna se había detenido. De todos modos poco me importaba mojarme o no. Sentía tanto dolor en mi piel, que tal vez de ese modo se mitigaría. 
Almorcé como siempre con Silvia, me contó de todos los planes que tiene con su novio, de lo maravilloso que es y de lo genial que la pasan en la intimidad. Hace dos años que están juntos y cada vez que los veo parece que solo llevan tres meses. ¿Será posible amar de ese modo durante mucho tiempo? Él la espera siempre a la salida del trabajo, si es verano con una flor que corta de cualquier parte, si es invierno con una campera en su brazo que le pone en cuanto le da un beso. ¡Es increíble como se cuidan! 
Por la tarde el trabajo se complicó un poco pero nada que no se pudiera resolver con paciencia. Algo de lo que mi jefe carece, pero como yo no estaba de ánimos de aguantarlo, no le llevé el apunte y seguí con mis cosas. A los minutos fue a molestar a alguien más. 
A veces reviso el celular para ver si hay mensaje de él. Por supuesto que no hay nada. Me da algo de tristeza. Es que se extrañan las muestras de cariño, pero también reconozco que se siente un gran alivio, no estar pendiente de alguien que sabes no es para vos. Hoy creo que a veces herimos sin buscarlo, sin siquiera pensar en ello. Tal vez sea el miedo que sentimos de estar solos lo que nos lleva a quedarnos junto a esa persona que no nos ama como deseamos, como necesitamos, pero más que nada, tal vez, ni siquiera nos ame. 
Cuando llegué a casa, estaba fría como todos las noches, encendí las luces, la calefacción, puse algo de música, un buen plato de sopa que tomé poco a poco en mi cocina. Recordé como rompí todas sus fotos, al principio era difícil, necesitaba verlo, escucharlo, sentirlo. Pero no sé si habrá sido mi orgullo, lo que llaman dignidad, tal vez amor propio o el saber que buscarlo de todos modos no valdría la pena. Así que no lo hacía. Pensaba en otra cosa, o en lo poco agradable que era cuando se lo proponía. Ahora que ha terminado éste día me parece raro, intento recordar todo ese amor que creí sentir por él, lo busco dentro de mí. No lo hallo. La música de su voz no me causa dolor, ni me entristece ver un instrumento lleno de polvo. Si miro sus cosas no me traen nostalgia. Tal vez mi deseo sí fue concedido después de todo. O quizá sea solo que un amor que no es alimentado ni correspondido tarde o temprano se muere. Y creo que por fin puedo enterrar al mío. Me toca respirar profundo y desear que algún día aparezca el indicado. (Si es que aparece) 
Por el momento es hora de dormir. Mañana me espera un día, muy largo. Es cumpleaños de una amiga, y ya sé, tiene un amigo de su novio para presentarme. ¡Así son los amigos! Siempre tienen a alguien que es “justo para vos”…
 



http://www.taringa.net/comunidades/letras-vivas/5653262/Querido-diario-_marisol-Coincidir_.html
Necesito descansar del sueño concluido, quiero poner fin a las esperanzas no alcanzadas, cortar el cordón que me une al dolor y olvidar todo lo que no dio buen fruto. Concluyo mi camino a ninguna parte, y me aparato del destino para mi no trazado. Hoy, ahora, comienzo lo que una vez aparte de mis pasos. Buscar lo que soy, lo que valgo, pero sobre todo, encontrarte en mi alma, para vivir los dos, en un solo mundo.


Hola... ven te invito a conocerme. Esta es mi casa, como verás tiene muchas, puertas todas ellas abiertas de par en par. Puedes ver las ventanas por donde entra la luz que lo ilumina todo, y desde donde consigues ver el interior. Por allá, libros, esos que tienen sus hojas gastadas de tanto que los leo, puedo leerte lo que esta escrito en ellos cada vez que lo desees. Mira, acércale a ti, siente su perfume, son flores que he ido guardando de primaveras pasadas. No te fijes en el desorden, mucha gente ha estado por aquí, sé que hay mucho que cambiar, adornos que ya no se ven bien, algunos muebles gastados pero que aún sirven. El maquillaje en todo el baño, con el que mas de una vez oculto mi tristeza y dibujo una sonrisa fingida. En la cocina, comida para uno, platos llenos de polvo por no ser utilizados, copas de vino sin uso y sillas que solo ocupan un espacio. Fotos de lo que quiero en la vida... mi familia. Un poema que atesoro, (es de un amor que no fue). Mi cama vacía como siempre, fría del lado que no uso. Ese lugar que tanto deseo que sea colmado. Que extraña el calor de otro cuerpo junto al mío.
Pero mejor no entres. No hay nada mas que ver allí.
Quiero dejar de ser una extraña para ti, así que mejor vamos a caminar un rato. Ahora que sabes todo de mí. Cuéntame de tu vida.
¿Aún te soy extraña?
¿No te has dado cuenta que me he mostrado a ti como soy por dentro realmente?