Le estoy hablando al silencio.
Y le cuento a la ausencia cosas que nadie cree.
Hoy es uno de esos días en los que necesito escribir, pero las letras se niegan a abandonar mi respiración.
Se recuestan en el barro donde una vez murió un amor.


Vienen a rodearme las hadas, juegan con mis palabras, comienzan a construir versos con los rayos que la luna deja caer junto a mí, la lluvia danza con las estrellas que no dejan de observarse reflejadas en el mar. Coqueto éste es testigo de su belleza, lo besan, se convierten así en su primer amor. Mis fábulas se tumban en la hiedra que crece hasta rozar mi corazón, comienzo a acercarme a la templanza del tiempo que murmura cantos de una vieja águila que se deja caer. Otra vez, la madrugada se marchita, y su voz se pierde en un callejón sin salida. Y lo soñado y creado toma vida y nada se pierde, todo es propiedad del alquimista. Que lo convierte en señales que el infinito atrapa para conservar en un cofre de cristal.



Necesito descansar del sueño concluido, quiero poner fin a las esperanzas no alcanzadas, cortar el cordón que me une al dolor y olvidar todo lo que no dio buen fruto.
Concluyo mi camino a ninguna parte, y me aparato del destino para mi no trazado.
Hoy, ahora, comienzo lo que una vez aparte de mis pasos.
Buscar lo que soy, lo que valgo, encontrarte en mi alma, para vivir los dos, en un solo mundo.




Caminaba en el frío de la noche, preguntándome, qué hace brillar a la luna.
Recordé tu mirada, entonces reí, supuse que en ese instante, estarías pensando lo mismo que yo.




Tú me ensañaste la diferencia entre decir "te quiero " y de decir "te amo"... 
la diferente entre hacer el amor y tener sexo, lo distinto de unos besos que se unen con pasión y los que lo hacen solo con deseo... tú me ensañas cada día como enamorarme de ti



Comienza un nuevo tiempo
 y me enseñas a cumplir las promesas, como solo sabes hacerlo tú,
quiero regalar al mundo sonrisas como las que nacen de ti,
me gusta tu fortaleza, tu tesón por conquistarme cada día
pasan las horas
¡y tengo tanto que aprender de tus pasos!
quiero ver como es que sabes soñar,
intento correr a tu lado...¡hay tantas cosas bellas!
Enseñame amor, nuevamente a amar.
Enseñame a sanar mi ánimo para olvidar las llagas del pasado.
Dame ese sentimiento que me ayude a no ser fugitiva en medio de la carretera.
Llename de la esperanza que mata a la melancolia.
Que tu calor me rodee.
 Me das ese ramo de imágenes llenas de colores.
Me enseñas los besos que se sienten en la piel.
Mis manos se hunden en ti.
Te siento tan cerca como un rayo de luz.
Descifras para mí, el final de la fabula.
Furtivo te acercas y rodeas mi sombra llenas mi alma y te pierdes en mi boca.
Y me enseñas que amar, es comenzar.


Hoy comprendí, que vale la pena esperar, que la oración siempre llega a su destino,
que cuando una flor se marchita pronto nace otra
y que una vez mas, algo lindo llama a mi puerta.




SOLO SOY ALGUIEN, QUE AÚN ESPERA, QUE AÚN SUEÑA, QUE LE GUSTA MIRAR LAS ESTRELLAS, CAMINAR BAJO LA LLUVIA DE VERANO Y EL MAR, EL MAR, TAMBIÉN EL MAR...


Sentir, pensar, observar, cambiar, mejorar, olvidar, suplir, destruir y construir... todo para siempre, seguir avanzando





Somos dos caminos análogos,
un juego sin reglas,
de un verso sin final,
una canción sin lógica.
Arrojas al suelo la flor que cortaste de raíz
Un monton de recuerdos sin cristalizar
Para alcanzar tu amor

me convierto en la ventana del tiempo
En la solución de un problema dificil de decifrar
El pasaje que recorre tu espalda
Quiero arrebatarle al tiempo un poco mas de tus minutos
Ambiciono marcharme antes que el odio te seduzca. 
Ahora comprendo la oración que fue al cielo de Elisa.







Te sales de mis brazos y te conviertes en hiedra
Te ocultas en mis ojos y pretendes no comprender el frío que recorre tu espalda
Te soltaste de mis manos y quieres que jamás nadie sepa lo que sentiste.
Te fuiste al alba para olvidar

y ocultas el perfume de mi piel que aún te impregna.




Hoy mis sueños me hablaron de ti,
mi imaginación me contó de tus deseos.
Tu voz, me susurró al oído palabras de amor.
Hoy desperté y allí estabas, en el preciso instante
 para rescatarme de mis pesadillas.
Hoy te descubrí a mi vera,
sostuve tu mano y tu calor me enseñó que no estoy sola.
Hoy amanece y soy feliz, 
tu alma revolucionaria logró hacer de mi mundo,
un lugar mejor,donde continuar avanzando.





3 Responses

  1. Rasec666 Says:

    A mi igual me encanta...TODO lo que has escrito...
    BELLA... BELLEZA...


  2. MARISOL Says:

    gracias... me hace feliz cuando a las personas les gusta lo que escribo... espero siga así... y les agradezco a los dos, los comentarios tan lindos... alimentan mi alma...


Publicar un comentario