Deseo encontrar la formula para detener el avance del reloj, que sus agujas se detengan justo en el momento, en que estoy a tu lado. Mañana mi amigo, me quedaré contigo, mañana detengo la luna y escondo el sol. Mañana cuando te diga “te quiero”, lo escuchará el mundo, mañana no deberé fingir que no has dejado huellas en mí. Alejaré mi soledad, y que se enteren, que los besos que recibo nos los da el viento, los dan tus labios. Que se enteren, que he decidido ser legal y enfrentar la verdad, que no serán las dudas que hieren como alfileres en éste cuerpo. Ni mis manos quienes recorren la piel de la imaginación. Mañana dormiré junto a ti. Y no me importará si llueve, hay truenos, o brilla la luz del nuevo día. Estoy junto a ti, y me quedo dentro de ti, y tú dentro de mí.
¡Maldita sea! el tiempo no se detiene, me pierdo de ti, pierdo tu piel, tus manos, tus labios. Pierdo tu aliento, no logro sentir los latidos de tu corazón, no escucho tu voz, ni me reconozco en tu mirada. Quiero dormir, y despertar a tu lado, y continuar imaginando, que son tus dedos los que acarician mi cuerpo. No quiero despertar, y que solo sea el viento, quien me abrace, quien combata con el dolor de la soledad, ni sea ese perfume a mi vera, el de una flor y no el de tu piel. Mañana beberé de tu boca, mañana sentiré tu calor, me perderé en tu vientre, y me refugiaré en tu ser…mañana…hoy continúo con mi sueño
0 Responses

Publicar un comentario