Busco un sueño, una nueva ilusión, que me devuelva las ganas de vivir, y esa luz que una vez me dio sentido, que borre las tristezas y ponga en mí lo que me hizo simplemente única... Perdí a María, pero María perdió a María y ya no tiene su luz, extraño lo que era junto a ella y me molesta saber que su amor ya no será constante. María partió junto a su ser, junto a su vida, junto a esa vida que ella dio. Junto a esa niña que logro acariciar mis sentidos, que aunque no era yo, era parte de mí. Mi madre perdió una hija, y a la hija de su hija. Y continuamos sin saber por qué.




2 Responses
  1. Luciano Says:

    Siempre me fue un gran placer leerte Marisol...
    Aunque lamento mucho tu pérdida.


  2. Gracias Luciano... es un gusto saber de vos después de tanto tiempo.


Publicar un comentario