Hay sentimientos
que no se dicen simplemente con palabras.
Hay sensaciones increíbles
Y hay emociones inesperadas.

Algunos momentos, solo pasan
Pero otros, llegan justo a tiempo para perdurar.
Depende de uno el lugar,
lo que recibas, encuentres y aprendas.

La vida  es como un juego
donde todos apostamos.
Lo hacemos unas veces con temor,
lo desconocido nos embriaga con su miedo

Pero siempre arriesgamos otro poco
cuando no queda más sobre la mesa  que malgastar.
Porque es cuando nos acordamos, que ya, no tenemos nada  que perder... y solo así, todo vuelve a comenzar.
0 Responses

Publicar un comentario