Querido amor…
sabemos que hay cosas que no deben escribirse
y tampoco hablarse.
Suceden las formas,
del modo mas simple
buscando las preguntas ocultas
encontramos las respuestas
que no deseábamos
reconocernos en el reflejo de quien nos ignora
es un castigo que se entrelaza con nuestro destino
¿acaso no te apagaste tú y yo dejé de luchar?

No tengo que buscar lo que no he perdido
no es necesario hallar lo que esta a mi lado
trataré de recordar tus besos
aunque tu voz
ya se extinguió
en la hoguera del olvido
triste final
para un poeta
que no aprendió a volar.
0 Responses

Publicar un comentario