Escucho tu voz en la noche, que una vez más me hace temblar.
Estás entre las sombras pero no te puedo tocar.
Tinieblas que enceguecen y queman las palabras escritas en el papel con tinta de silencio.
Somos dos entre miles y hoy, solo unos miles más.
Que nadie toque tu recuerdo ni borre tu sonrisa de mi memoria.
Lo sé y lo sabes, que todo pasa y todo cambia
Ni eres quien fuiste a mi lado ni soy quien era junto a ti.
Solo dos extraños en la noche de un año más, de un cielo nuevo y la misma luna.
Mejor callar, ni llorar ni gritar ya todo pasó… el amor murió y el dolor dejó paso a la paz.
Recuerdo que te conocí, que una vez te vi, que aquél día fuimos dos.
Pero ahora solo estoy yo y tú… tú ya no eres.

Silencio la aurora se está haciendo presente,
silencio esta mi Alma despertando
Y ella me recuerda que tengo por quién seguir.
Melodías y sonrisas que te traen sin que te busque.
Tú no estás y aún somos dos.




0 Responses

Publicar un comentario