Una vez, recuerdo pretendí querer. Solo querer, sin llanto, sin dolor.

Terminando cuando comenzara a doler. ¡Qué tonta!!

No me dí cuenta y comencé a amar y ya fue tarde.

Hubo llanto, hubo dolor. Es el castigo por amar a quien no te ama.

El castigo por creer que se pueden controlar las cosas del corazón.

Es que amar es dar la vida un poco cada día, sabiendo que te arrancan de sus vidas y solo un vacío en tu corazón dejan

Como dije, una vez pretendí querer. Pretendí. No pude. Solo ame.






Estaba soñado. Y en el sueño vio como era su vida.

Lo conoció se enamoro. ¡Sorpresa! Él se enamoro de ella también.

-“no me olvides”- ella le rogó

- jamás lo haré… te amo como a nadie…como jamás he amado. Te pensaré siempre, te amaré siempre.

Ella le creyó, sonrió, fue feliz.

Despertó.

Supo entonces. Que “siempre”, es una estúpida palabra. Que se dice muy rápido y es demasiado corta.

Regresó a dormir. Continuó soñado.

- olvídame tú, que yo no puedo- le dijo él

pero sí pudo, si lo hizo.

Despertó nuevamente. Se dio cuenta, que su pesadilla ya había terminado.

Se acostó nuevamente, lo abrazó fuerte.

- no me olvides.- le susurró al oído

- jamás lo haré, te amo como a nadie- le respondió él medio dormido.

Ella ya no habló, ya no durmió, es que temía que su pesadilla se hiciera realidad.





video
2 Responses
  1. Ninfa Ester Says:

    simplemente asi es el amor... quien no quiere sufrir, que no ame... el amor es uno de los sentimiento mas sublimes, pero también el más contradictorio que pueda existir


  2. marisol Says:

    así es quien no quiera sufrir que no ame...benito dolor, hermoso dolor.


Publicar un comentario