Hoy quise soñar con el amor perfecto, con el amor imposible, hoy quise soñar con vos.
Hoy quise crear castillos en la nada y hacerlos realidad con un soplo.
Hoy comencé a subir esa escalera, que me lleva a ti.
Al llegar al final de ella, rasguñe la puerta que no me dejaba avanzar. La derribé ha golpes, por llegar a donde estabas. Y al hacerlo te encontré dormido.
Me acerque a tu lecho, corrí el cabello de tu frente y luego la besé.
Acerque una silla y permanecí la noche a tu vera, velando por tus sueños.
Varías veces, una mueca como sonrisa vi dibujarse en tu rostro… ¿será que en esos momentos mi presencia sentías, o mi imagen en tus sueños veías?
Imposible de ser…pensé. Inexistente soy para ti. Solo una quimera que ocupa un lugar en el tiempo, un espacio que el viento no pudo llenar y entonces soy quien lo llena.
Tú aun crees en el amor, en jugar con los sueños, en inventar caricias y sentir pasión, escribes de ensoñaciones, de damiselas en peligros rescatadas y bien resguardadas.
En mi rincón frente a ti, solo pienso que ya nada es real, ni los cuentos, ni el idilio, ni los finales felices. Pero; ¿como decírtelo sin dejar de ser tu inspiración? No me lo dices y yo callo, pero me vanaglorio en mi interior, pensando que tal vez, tal vez tan, solo una de tus palabras nació de mi voz. Se cobijó en tu corazón, recorrió tus venas, nació de tu aliento y tu mano con ternura la imprimió en el papel.
Ya amanece mi bien…el canto del ruiseñor me invita a partir.
Sonríes…mientras lloro. Solo verás la silla vacía al despertar, mientras yo me quedo con el corazón desgarrado. Se esfuma mi presencia con cada rayo de sol, en tus recuerdos no permanezco. Con suerte una sensación cálida en tu interior, un poco de fragancia a esa flor que tanto nos gusta sentir a los dos y un toque suave que sentirás en tu frente. Luego poco a poco me apagaré en ti.
Despierta, ya amaneció…y tengo que irme…no soy el ángel que crees, ni el sueño que sueñas, no soy esa canción que en ti suena, ni la palma de mano que te se pasea por tu piel. Solo soy…la nada, la bruma, el alma de tu alma que poco a poco deja de ser.
Etiquetas: edit post
0 Responses

Publicar un comentario