No me faltes amor mío…
No faltes en las horas de mis días, ni en las lunas de mis noches.
No dejes de llenar mi vacío, ni permitas que la nada ocupe tu lugar.
Que la ausencia no sea quien este junto a mi alma en la mañana.
Que suene tu voz amor, una, y otra vez.
Nuestras sombras permanecerán en el sublime tiempo de eternidad.
Te digo amor mío…que no vivo…no consigo completar el desafío que la vida sin ti me da.
Tu calor me empuja al precipicio, ya que no consigo un sueño donde no estés.
Ni una mañana donde no despierte junto a tu aliento.
Cada noche consigo que mi espíritu repose al verte y me pierdo en tu mirada al encontrarla.
Aferrarme en cada segundo a tu imagen por miedo a olvidarte, a perderte en inmensidad de la imaginación.
Me aferro a tu existencia, respiro por tus besos y vivo por tus latidos.
Sueño con tu voz, imagino el roce de tus manos, siento tus suspiros.
Se congela mi corazón si no murmuro tu nombre.
Y la distancia desaparece, ando los caminos que no han sido transitados y el gentío deja de ser, por llegar a tus brazos.
Seré el aire que te envuelva, y te lleve, donde solo soñemos tú y yo.
Donde se guarden nuestros corazones,
y ambos flotemos al alba…
Siendo por fin…lo que siempre hemos sido…uno
Etiquetas: edit post
0 Responses

Publicar un comentario