Despertaste todos mis sentidos…hiciste que desaparecieran mis temores y llenaste de luz mis momentos oscuros. Haberle dicho que lo amaba…cuando el silencio se adueñó de mí. Alma mía, grita su nombre, pronúncialo y has que permanezca a mi vera. Inspiración de mi ser, bendita musa inspiradora, la de nuestra pasión silenciosa, marchita entre la luminosidad de una fría ventana. Que une sigilosamente nuestros cuerpos y llena de deseo nuestros corazones. En el paraíso de lo imposible sembraste, ilusión y donde solo había sequía nació, éste amor. Y crece fuerte, sano, indoblegable y lleno color. Mis ojos se abren con la llegada de cada nuevo sol y es por ti que se atreven a mirar lo desconocido, es cuando comprendo que es a tu ser a quien mi alma vela. Déjame soñar con una nueva luna, pretende quedarte en éste momento y que no avancen las horas. Acerca tu rostro quiero recordarte como si no pasaran los segundos y que tu mirada marque así mi piel, tu beso quede impregnado en mi boca y tus manos me estremezcan en cada centímetro. Te quiero para mí, en mí y a mi lado. No escuches las voces que te dicen que debes partir. Olvida lo que ves, toma como propio lo que sientes. Que vale más un espíritu que sepa su destino a un camino sin final. Se quedan las estrellas perplejas, al ver nuestro sentir. Necesito de tu aire, ya que sin él no lograré respirar. Deseo abrigarte en tu soledad y guiarte con mis manos a un mejor lugar. Andar tu camino y apartar de él el peligro. Pretendo llenarte de paz en las noches de tormenta y abrigarte del frío de la soledad. Que bebas de mi piel las gotas que la lluvia deja caer. Mi bien, préstame uno de tus segundos y lo haré eterno. Dime si te irás… o si te quedarás por siempre…y un día mas.


0 Responses

Publicar un comentario