Si no lo quiero amar...
¿por qué tengo éste sentimiento?
¿Por qué me obliga el corazón a sentir así?
¿Cómo hago para callar lo que mi ser desea gritar?
Intento esconderlo
¡pero es tan grande esto que siento que se me nota en cada poro de mi piel!
cierro mi boca, aprieto mis labios, deseo guardarlo, esconderlo, ocultarlo y ahogarlo en mí. 
Pero es como si intentará esconder la luna en un bolsillo

o como si deseara secar el sol con una de mis lágrimas.
No puedo evitar ésto que mi corazón me obliga a sentir.
Lo amo.



El agua hoy moja mi rostro,
y en ese lago han sido sepultados los hijos que no vinieron,
las promesas que se ahogaron,
los recuerdos que son nada y el final feliz de ésta historia. 

El amigo de mi ser,

se revela contra el destino
me revelo contra lo que me hace infeliz,
mi filosofía sin campanas,
mi laúd sin sonido. 

Desprecia la mano extendida de quien camina sin luz. 

El diablo me reclama
lo que le ofrecí a cambio de su querer.

Ni su voz tengo hoy,
ni la eternidad sin pecado.

Ahora ya no duele lo que no poseo. 

Solo sé que vivo en el hados sin mi alma y sin su amor.





No se puede perder lo que jamás se ha tenido,
ni se puede reclamar para sí lo que nunca ha sido nuestro.
No te puedes entregar a quien no te necesita,
ni puedes soñar si no duermes.
Somos diferentes, yo amo y tú quieres.

Me gusta lo blanco y a ti lo negro.
Quiero ser abril y tú eres diciembre.
Mi piel siente dolor, mi alma se desgarra y mi corazón se parte en dos.
Mientras que tú, sigues de pie.



Parten esos besos que no fueron dados, han partido esas caricias que no recibí... se aleja la noche, pone distancia la luna entre mi mar y el suyo... es hora de decir "adiós" a lo que jamás 
existió...



Sabía que respiraba el perfume de su piel, mientras se alejaba sin mirar atrás.
Poco a poco comprendí que ya no me vería en sus ojos, que no vibraría otra vez al sonido de su voz.
Una lágrima cayó al desierto de su olvido.

¿Estafó a mi corazón, hurtó de mi amor? 

El viento sopla nuevamente, mañana saldrá otra vez el sol.
No necesito enterarme si de verdad me amó o solo fue una ilusión.
Guardo en mi bolsillo lo que una vez dijo..."te amo".
Esa es mi única verdad. Por la que todo valió la pena


0 Responses

Publicar un comentario