Una vez, soñé que te hallaba...entonces desperté
Y al hacerlo y no verte a mi lado pregunté por ti...
-¿por quién?- inquirieron extrañados.
- ¡Por mi amor! - respondí sonriendo.
- No hemos visto a nadie con esa descripción.- Me dijeron
Suspiré. Y en el suspiro la dicha se fue y la inquietud se apoderó de mí.
Pero en la noche al dormir otra vez, allí estabas. Fue cuando supe, que solo en sueños, te encontraba. 
2 Responses
  1. Moisés Says:

    Estoy seguro de que no sólo en sueños.
    Un trabajo muy bello.


  2. MARISOL Says:

    te aseguro ...que solo en sueños...
    gracias Moi...saludos


Publicar un comentario