Soy lo que escribo, escribo lo que sueño. 
Nazco en cada vuelo y me convierto en nada.
Me parezco a lo que realizo y suelo realizar lo que nace en mi alma.
Mi alma añora crear y por eso escribo. Escribo porque es lo que amo.

Y sueño con lo que escribo, escribo de amor, de dolor, amistad y mucho mas de lo que no puedo hablar.
Hablo de lo que siento y quiero, quiero ésto de lo que cual hablo.
Soy risa y muchas veces llanto.
Me gusta mi locura, ya que en ella me siento única.
Soy única porque siento de éste modo.
Él no comprende mis escritos. Y yo soy lo que ven.
Letras interminables, risas estrepitosas, un cuento tras otro y un amor que nunca nació.
Nado entre historias, descanso en medio de las melodías y puedo amar en el silencio.
Soy un naufragio en una noche de calma, un grano de arena en medio del frío y soy hielo cuando sol arde.
Fui lo perfecto, lo que no se conserva, lo que se apaga.
Apago la luz que causa dolor y me olvido del amor, cuando logro soltarlo en el papel.
Las letras sanan y así ya no me lastima su voz.
Me pierdo en un mar de letras que nadie leyó.

Pero soy ésto, lo que escribo y me conoces en lo que lees.
0 Responses

Publicar un comentario